Agua

El PSOE derogó el Plan Hidrológico Nacional y no ha aportado ninguna solución al problema del agua. Como alternativa se aprobó el Plan Agua en el que se prometía más cantidad de agua, de mayor calidad y mas barata, y ninguna de esas promesas se ha cumplido.



Economía

El protagonista de la política económica debe ser la persona: el ciudadano trabajador, consumidor, ahorrador, inversor y emprendedor que participa en una economía cada vez más globalizada.

Empleo

Hay que volver a la idea de la creación de empleo como la mejor política social que existe, la única que garantiza la realización personal, la estabilidad social, y la sostenibilidad y viabilidad de nuestro sistema de bienestar. 

El empleo es la mejor defensa frente a la pobreza y la exclusión social.

Inmigración

La inmigración es uno de los grandes retos del siglo XXI. Es también una oportunidad para el desarrollo de los países de origen y de destino. Los inmigrantes incorporan progreso a sus países y contribuyen al progreso del nuestro.

Medio ambiente

Alcanzar un desarrollo sostenible debe ser un compromiso ineludible. Debemos proteger nuestro entorno y transferirlo a nuestros hijos en mejores condiciones de las que lo recibimos de nuestros padres. La conservación y mejora del medio natural nos compromete a todos y cada uno de nosotros. Y la innovación y la creatividad de nuestra sociedad son esenciales para el progreso.

Educación

El siglo XXI exige que la formación y el conocimiento sean una constante a lo largo de la vida de las personas.

Un proyecto de futuro para España debe hacer de la educación su prioridad.

España

La Constitución, como expresión de la voluntad popular y fruto de un gran acuerdo nacional, es la garantía de la libertad y la convivencia entre todos los españoles. Para nosotros, la Constitución significa todos, significa libres, significa iguales. Además, los españoles somos continuadores de una gran historia y depositarios de una rica cultura, beneficiándonos de la existencia de nuestro multilingüismo. 

Europa

El Partido Popular se ha caracterizado, a lo largo de su historia, por su profunda vocación europeísta. Siempre hemos creído en el proyecto europeo. Siempre hemos entendido que sólo con y desde Europa, España podía conseguir convertirse en la Nación fuerte, próspera y segura que debe ser.

Defensa

Las exigencias de la defensa nacional, de la seguridad colectiva y los compromisos internacionales de España hacen necesario contar con unas Fuerzas Armadas adaptadas a la nueva situación geoestratégica y a los riesgos y amenazas de un mundo global.

Juventud

El Partido Popular está comprometido con los jóvenes españoles y sensibilizado con sus problemas.

Creemos firmemente que las políticas de juventud son necesarias para la revitalización del país, pues los jóvenes de hoy son los que harán posible los avances de España en el futuro.

Administración Autonómica

Los ciudadanos demandan que la Administración esté a su servicio. Por eso hace falta un Estado organizado, con las competencias bien definidas entre las distintas Administraciones Públicas, sin duplicidades, sin burocracia y con altas dosis de coordinación. Nuestra estructura territorial no puede ser un lastre para los españoles a la hora de remontar la crisis económica.

Administración Local

La Administración Local es el tercer pilar de la España constitucional. Un Estado viable precisa de unos gobiernos locales cercanos, eficaces y transparentes.

 

Los gobiernos locales desempeñan un papel fundamental en el desarrollo económico, social y cultural de España. Es la Administración más cercana y que mejor conoce los problemas de los ciudadanos.

Mujer

La igualdad es la consecuencia de un desarrollo positivo de la libertad que debe estar abierta a todos. 

La plena igualdad de oportunidades no debe encontrar obstáculos por razón de sexo. 

Hombres y mujeres deben poder contar con las mismas opciones y las mismas posibilidades de llevar a cabo, con éxito, sus aspiraciones personales y profesionales.

Sanidad

La Sanidad es prioritaria para todos nosotros porque de ella depende nuestra salud. 

En nuestro Sistema Nacional de Salud son principios básicos: la cohesión territorial, la calidad, la universalidad del derecho a la asistencia y la igualdad para garantizar a todos los ciudadanos los mismos servicios y prestaciones.

La sanidad del siglo XXI debe ser cada vez más personalizada y cercana al paciente.

Dependencia

La globalización ha hecho cambiar nuestra sociedad. Ahora vivimos más y necesitamos más atenciones y prestaciones. 

Un Estado que se preste a ser llamado "Estado del Bienestar" debe hacerse cargo y cuidar de las personas que más lo necesitan: los dependientes.

Cooperación

Para combatir la pobreza debe asegurarse un grado básico de respeto a los derechos humanos. El crecimiento económico es un medio para alcanzar el desarrollo pero precisa también de reformas institucionales que aseguren las libertades fundamentales. La lucha contra la corrupción debe ser uno de los ejes de la política de cooperación.

Lengua y Símbolos

Las lenguas de nuestra Nación y los símbolos que nos representan, expresan nuestra voluntad de compartir un proyecto común. 

Somos una Nación con una gran riqueza lingüística. El castellano, nuestra lengua común, es el segundo idioma global más hablado en el mundo.

Justicia

Es esencial que en época de crisis la Justicia no sea un problema sino parte de la solución a la grave situación que viven los ciudadanos. Aspirar a una Justicia de calidad, rápida y eficaz ha de ser un objetivo irrenunciable de cualquier democracia moderna.

Internacional

En Pleno siglo XXI el PP es un partido internacionalizado porque en la era de la globalización no hay opción: O te internacionalizas o te internacionalizan.

El Partido Popular tiene una vocación europeísta natural y así lo demuestra nuestra activa pertenencia al PPE, la fuerza mayoritaria en Europa.  

Agricultura y Ganadería

El sector industrial agroalimentario facturó en el año 2.008 por un valor de 83.000 millones de euros teniendo 550.000 empleos directos y 2 millones más de indirectos.

Es por lo tanto un sector estratégico que no solamente genera  trabajo sino que mantiene una economía rural y alimenta al país.